Josephine Butler

Josephine Butler (1828 – 1906)

“Dios y una mujer hacen una mayoría”.

Feminista y reformista social británica de la Era Victoriana especialmente preocupada con el bienestar de las prostitutas. Era intensamente religiosa y aborrecía el pecado, pero consideraba que las mujeres estaban siendo explotadas por la opresión masculina, y atacaba la doble moral institucional.

En 1863, cuando murió su hija Eva de cinco años, buscó consuelo dedicando su tiempo a personas con un dolor más grande que el suyo propio. Empezó a visitar la workhouse de Brownlow Hill en Liverpool que fue su primera implicación con prostitutas. Instaló una Casa de Descanso y una Casa Industrial para ellas.

Más tarde dirigió una larga campaña, de 1869 a 1886, para derogar la Ley de Enfermedades Contagiosas tanto en Gran Bretaña como internacionalmente porque la ley dañaba y encarcelaba injustamente a jóvenes mujeres sospechosas de ser prostitutas.

Según esa normativa, promovida por el gobierno británico, las prostitutas podían ser arrestadas por la policía y sometidas a una revisión médica con el fin de detener el avance de las enfermedades venéreas entre las filas del ejército británico.

A raíz de sus esfuerzos, las organizaciones internacionales incluyendo la Federación Abolicionista Internacional de la que fue fundadora, se encargaron de hacer campaña contra la regulación estatal de la prostitución y el tráfico de mujeres y niños. Continuó su lucha durante el principio de la década de 1900, y falleció en 1906.