Autor

Miguel Calero

Ilustrador

Desde que aprendió a coger un lápiz se dedicó a rellenar con sus dibujos los huecos que encontraba en cualquier cuaderno, libro de texto o papel que caía en sus manos. Y aunque la vida le llevó por otros derroteros, pronto decidió dejar su trabajo como administrativo para intentar ganarse las habichuelas con un lápiz.

En 1996 empezó a trabajar como diseñador gráfico y a partir de 1997 se dedicó a la enseñanza de técnicas de ilustración y diseño, compaginando esta labor con diversos encargos como ilustrador freelance.

Desde 2007 se dedica exclusivamente a la ilustración, especialmente para libros de texto, aplicaciones para tablets y literatura infantil y juvenil. Entre sus últimos títulos publicados como ilustrador destacan Cazadores de lo imposible, El colgante mágico, Los dientes del Puma, Bajo las aguas o Frank, ¡este niño no es corriente!