Manos blancas

18,50

Esta es la historia de unas personas como tantas que en aquellos días de julio de 1997 plantaron cara al terrorismo de ETA.
Personas normales y corrientes que vieron cómo la vida de uno de los suyos era amenazada por la sinrazón del terrorismo y que creyeron que el poder de las palabras estaba por encima del poder de las armas.
Cualquiera de nosotros podía ser el protagonista de este cómic porque todos y todas sufrimos, protestamos y lloramos.
Porque todos fuimos Miguel Ángel Blanco.
Aquellos días quedaron marcados en los corazones y en la memoria colectiva de un país. Un punto en el tiempo en el que todo un pueblo nos echamos a la calle para decir ¡BASTA!, para hacer frente al miedo y en el que un grito de libertad cruzó España de norte a sur.

PARTICIPA COMO MECENAS

DESCARGA AQUÍ EL DOSSIER

Disponible para reserva

Categorías: ,
Autoras/es

Kepa de Orbe y Rafael Jiménez

También puedes comprarlo en : todostuslibros.com

Descripción

DESCARGA AQUÍ EL DOSSIER

Hay historias que deben ser conocidas por todos/as y para siempre. En MANOS BLANCAS recordamos cuando un país se unió y dijo BASTA YA,.. basta de intolerancia, basta de violencia, basta de barbarie, basta de vivir con miedo.

Si lo viviste en primera persona, a buen seguro que recuerdas esos días que marcaron nuestras vidas, si no, a través de este cómic podrás abrir una ventana y asomarte a la terrible realidad que supuso la existencia de ETA en nuestro país.

Esta es la historia de unas personas como tantas que en aquellos días de julio de 1997 plantaron cara al terrorismo de ETA.
Personas normales y corrientes que vieron cómo la vida de uno de los suyos era amenazada por la sinrazón del terrorismo y que creyeron que el poder de las palabras estaba por encima del poder de las armas.
Cualquiera de nosotros podía ser el protagonista de este cómic porque todos y todas sufrimos, protestamos y lloramos.
Porque todos fuimos Miguel Ángel Blanco.

Aquellos días quedaron marcados en los corazones y en la memoria colectiva de un país. Un punto en el tiempo en el que todo un pueblo nos echamos a la calle para decir ¡BASTA!, para hacer frente al miedo y en el que un grito de libertad cruzó España de norte a sur.

En esta obra, no seremos nosotros los que contemos esta historia, serán sus protagonistas, los y las que vivieron aquellos funestos días:
IRATXE. 16 años, vive con su abuela y su padre. Intenta evitar cualquier problema político manteniendo una actitud equidistante respecto a la situación política en Euskadi.
MARGARITA. Abuela por parte de padre de Iratxe. De 76 años de edad, vivió la represión de la dictadura en su familia, perdió a su hermano asesinado por el régimen franquista.
PATXI. Padre de Iratxe e hijo de Margarita. Es una persona preocupada por su negocio, una tienda de barrio. Muchos de sus clientes son de ideas abertzales así que intenta mostrar simpatías por esa ideología.
IZASKUN. Madre de Mateo y Unai. Para ella la política es algo lejano y que no le interesa lo más mínimo. Cree que las personas están por encima de los intereses de los partidos.
MATEO Y UNAI. Hijos de Izaskun y Víctor. Mateo es el mayor y Unai el pequeño. Mateo es un joven rebelde que se encuentra dentro del mundo abertzale. Cree que cualquier acto que cometa ETA tiene su justificación. Unai es el hijo pequeño y muy apegado a su madre.
VÍCTOR. Esposo de Izaskum, padre de Mateo y Unai. Apoya a su esposa en todo. En principio no le interesa implicarse en ninguna protesta.
JULEN Y GORKA. Dos Ertzainas que cumplen con su deber, aunque muchos de sus conciudadanos los miran mal, los consideran parte del aparato opresor del gobierno y traidores al País Vasco. Son movilizados en un operativo sin precedentes, en una carrera contra el reloj para encontrar a Miguel Ángel.

 

CAMPAÑA DE MICRO-MECENAZGO

En este momento, el proyecto se encuentra en su fase final de desarrollo, por lo que lo hemos compartido en la plataforma Verkami con el objetivo de alcanzar el apoyo y la financiación suficiente que nos permita publicarlo.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Manos blancas”