Presentación : “Tabernas. Bares y bodegas”

El miércoles, 22 de septiembre a las 19:00 h. en el Museo Antiguo Convento de la Merced de C.Real, tendrá lugar la presentación del libro: “Tabernas. Bares y bodegas” con Sinesio Naranjo Gijón.

Aforo limitado
Obligatorio uso de mascarilla.

“Con este libro Sinesio Naranjo nos invita a hacer un ejercicio de cartografía literaria, de geografía de la evocación, ya que va mencionando con detalle numerosos enclaves perfectamente reconocibles en Ciudad Real de los dos primeros tercios del siglo XX.

Para ello, se traza el recorrido vital del autor a partir de un mapa real de la capital manchega que arranca en los años 30. Un mapa centrado no sólo en los lugares que detalla, sino que se convierte en un importante instrumento de análisis descriptivo, y crítico, que nos permite examinar la percepción particular que tiene Sinesio de la ciudad que refleja en su obra.

El eje central lo constituyen esos lugares donde él desarrolló buena
parte de su vida laboral, los bares, pero va, en nuestra opinión, mucho más allá, pretendiendo plasmar la vida cotidiana de las gentes y el pulso de la ciudad, conectándolos a través de un recorrido que realiza por las calles en una suerte de itinerancia perfectamente organizada por el autor, lo que da cuenta de que el espacio es el verdadero eje vertebrador del relato, el verdadero aspecto que merece ser resaltado y puesto en valor.

Sinesio nos ha servido sobre la barra, unos años no tan lejanos pero que saben y suenan a otra España en la que la estrechez económica, y sobre todo, la falta de cultura, encontraban en los bares y tabernas un espacio donde compartir el quehacer cotidiano al abrigo de esa copa, ese café o ese chato de vino, fuese caro o barato, eso daba igual, como lo sigue dando ahora ya que lo verdaderamente importante, la amistad,…”

Honorio Javier Álvarez García y José Ignacio de la Torre Echávarri.

AUTOR

Sinesio Naranjo Gijón

Villamayor de Calatrava (Ciudad Real), 1927

Autodidacta. La Guerra Civil le apartó de la escuela sin casi poder disfrutarla, de la familia –se llevó a su padre y alejó al resto–, y de la vida de niño, pues le convirtió en un hombre prematuro con apenas 11 años.

Trabajó para comer, al tiempo que aprendía el oficio de la hostelería, primero acogido por la familia Usero y después en el Bar España.

Botones, camarero, barman, dependiente, encargado, inspector de ventas, cajero… Oficios que cambió por la pluma y el papel a partir de 1992, con la jubilación.

La necesidad de contar cosas, de dejar constancia de lo vivido, unida a una memoria persistente, le lleva a escribir cientos de páginas y también le ha traído casi una veintena de premios y reconocimientos literarios.

Asiduo colaborador del Programa de Fiestas Patronales de Piedrabuena (30 años), de la revista Nosotros (20 años), autor de La pluma que no mancha (1982)… Sinesio es uno de nuestros máximos representantes del Patrimonio Inmaterial de Ciudad Real.

A %d blogueros les gusta esto: